Bases para seleccionar el proyecto solidario financiado con el Populares vs Informadores/as 2018

1. PRESENTACIÓN

La Asociación de Informadores de Elche, con el fin de premiar la labor de las asociaciones solidarias de nuestra ciudad realiza la convocatoria de proyectos sociales que serán financiados con los fondos recaudados en el partido Populares-Informadores que se disputará en diciembre de 2018.

2. MODALIDAD Y DOTACIÓN

Esta convocatoria está dirigida a financiar un proyecto social que cumpla los siguientes requisitos:

  • El proyecto tiene que llevarse a cabo por una asociación, organización o fundación que esté afincada en Elche.

  • La entidad debe estar legalmente constituida e inscrita en el correspondiente Registro.

  • La asociación premiada prestará la ayuda necesaria en el partido para que se lleve a cabo con las mayores garantías.

Cada entidad podrá presentar hasta un máximo de dos proyectos en cada convocatoria, si bien cada uno de ellos deberá cumplir de forma independiente los requisitos solicitados.

La dotación del premio será de hasta 1.500 euros, no teniendo la obligación de llegar a dicha cantidad. Ya que el jurado podrá seleccionar uno o varios proyectos hasta llegar a cubrir la cantidad recaudada.

3. DOCUMENTACIÓN DE LAS CANDIDATURAS

Para que la candidatura se considere presentada deberá incluir la siguiente documentación en el email info@informadoreselche.es:

  • Documento de constitución de la entidad solicitante.

  • Cuentas anuales de la entidad solicitante aprobadas en asamblea general.

  • Dossier explicativo del proyecto presentado, con el presupuesto por partidas (en el caso de que tenga varias partes) con facturas proformas.

4. PLAZO DE PRESENTACIÓN

Se recibirán candidaturas desde el 1 de junio hasta el 15 de octubre 2018 (12:00h).

5. JURADO

El jurado estará formado por la junta, o parte de ella, de la Asociación de Informadores de Elche.

6. RESOLUCIÓN

El jurado seleccionará uno o varios proyectos ganadores. Su decisión será inapelable. En casos excepcionales podrá declarar el premio desierto si los proyectos recibidos no responden en calidad y documentación a los objetivos del mismo.

La entrega del premio se hará mediante el pago de las facturas que se hayan presentado en el proyecto.

Más Información:  Info@informadoreselche.es

Mentes críticas para tiempos críticos

La Asamblea General de las Naciones Unidas de 1993 declaró el 3 de mayo como el Día Mundial de la Libertad de Prensa (DMLP), una celebración global de la libertad de expresión, la libertad de información y la libertad de prensa.

Este año el lema global es “Mentes Críticas para Tiempos Críticos: el papel de los medios para el avance de sociedades más pacíficas, justas e inclusivas”. Alrededor de este eje la UNESCO propone analizar la influencia que las transformaciones políticas, tecnológicas y económicas tienen en los medios de comunicación y cómo se reflejan estos cambios en la sociedad.

España tiene todavía un largo camino por recorrer para alcanzar unos índices equiparables a los de los países más avanzados, como Noruega, líder mundial, aunque el pasado año avanzó cinco puestos en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF), hasta el lugar 29, eso sí, como mejores resultados que Francia e Italia.

Aunque parezca increíble, los avances en la tecnología de la comunicación, que en principio podrían ser considerados positivos, van camino de dar un gran giro en su uso por parte de los gobiernos hacia la censura y la represión de los medios, especialmente en los países democráticos, como recalca el informe de RSF.

El periodista danés autor de La tiranía del silencio (Oberon 2016), Flemming Rose, asegura en un artículo publicado en el Diario el País bajo el título “El declive de la libertad de prensa”, que “si queremos que un Gobierno tenga más poder, nos vigile y reprima más nuestras libertades, démosle Internet y la tecnología digital”.

Siempre tenemos la tentación de identificar los gobiernos totalitarios con la falta de libertar de prensa, pero en ese mismo artículo hace referencia a un término muy interesante democradores, que ha sido acuñado por el director del Comité para la Protección de los Periodistas, Joel Simon, y que se refiere a los gobernantes que “prefieren la manipulación a la fuerza y tienen el apoyo de la mayoría. Los dictadores controlan la información, los democradores la manejan. Los democradores ganan elecciones, los dictadores las repudian”.

De forma paralela a esté nuevo “Gran Hermano” controlador, la crisis económica que se inició en 2007 en el mundo, ha tenido graves consecuencias en el desarrollo periodístico con una precarización de la profesión periodística y una pérdida de imagen y de prestigio, con la llegada de “la era de la posverdad”.

El director de eldiario.es, Ignacio Escolar, en una conferencia que pronunció en Elche sobre «La independencia de los medios», aseguró que “los medios son cómplice y víctimas de sus problemas de independencia, cuando lo que debe ejercer es la función de contrapoder, para fiscalizar a los que mandan». Puso de manifiesto que para que un medio sea independiente tiene que tener un accionariado sin hipotecas ni controles, estar dirigido por profesionales, mantener el equilibrio adecuado entre publicidad y contenidos, y tener en el centro de su atención a la sociedad a la que representan.

Estoy convencido de que el periodismo es siempre un servicio público, que tiene que tener un sentido crítico, basado en una investigación de calidad para combatir la desinformación. Hay que apostar por un trabajo de calidad que informe a la población, desde la independencia de los asuntos que los afectan, que pida cuentas a la Administración y a las instituciones. Aunque conseguirlo no es tarea fácil por los condicionantes a los que se enfrenta el periodista para ejercer libremente su trabajo: cada cuatro días un profesional de los medios es asesinado por hacer su trabajo.

Los tiempos críticos requieren mentes críticas es un buen slogan para animarnos a los profesionales a que recuperemos esa actitud ante nuestro trabajo y contribuyamos a crear sociedades más avanzadas, equitativas y solidarias, asegurando la transparencia, la responsabilidad de las instituciones y el Estado de derecho.